Ley nacional o autonómica

IMPUESTO SOBRE SUCESIONES EN ESPAÑA. LEY NACIONAL O AUTONÓMICA.

Según la ley 21/2001 del 27 de diciembre, las diferentes Agencias Tributarias de cada comunidad autónoma son las que se encargan del impuesto de sucesiones en España y tienen el derecho de dictar legislación adicional a la Ley Nacional de Sucesiones. De acuerdo con esta ley, cada Agencia Tributaria puede establecer:

1)Deducciones adicionales a las que se establece en la Ley Nacional de Sucesiones en España.inheritance3

2)Aumentar o reducir la escala del correspondiente Impuesto sobre Sucesiones en España.

3)Aumentar o reducir los coeficientes aplicables al patrimonio preexistente de los herederos.

4)Deducciones o beneficios a la cuota fiscal de sucesiones.

5)Administración y cobro de los impuestos sobre sucesiones en España.

Como conclusión, los abogados, contables y asesores fiscales multilingües acreditados de Arcos & Lamers Asociados, expertos en sucesiones en España y en impuestos sobre sucesiones, pueden afirmar que si usted es heredero no residente en España, la Ley sobre Impuestos sobre Sucesiones que se aplica es la española. A los herederos residentes en España, se les aplicarían las leyes sobre impuesto de sucesiones nacionales y autonómicas.

OBLIGACIÓN PERSONAL VERSUS OBLIGACIÓN REAL.

Una herencia en España se consideraría una obligación personal o responsabilidad para aquellos que liquiden impuestos sobre sucesiones en España y que sean considerados residentes fiscales. La responsabilidad de obligación real será aplicable sólo para aquellos que sean considerados residentes.

Esto significa, en principio, que los no residentes en España liquidarían sus impuestos sobre sucesiones en función a sus propiedades y bienes ubicados en España. En cambio, los residentes fiscales en España, necesitarían, en principio, incluir en su declaración de impuestos sobre sucesiones, todos los bienes que posea en cualquier lugar del mundo, a no ser que se disponga algo diferente en el correspondiente acuerdo bilateral entre los dos países.

Sin embargo, el contribuyente tiene derecho a ‘deducir para evitar la doble imposición internacional’ en caso de que tenga que declarar el impuesto sobre sucesiones por obligación personal (como residente fiscal en España), habiendo pagado anteriormente el impuesto correspondiente sobre sus bienes situados fuera de España. En este caso, el contribuyente podrá deducir la menor de las siguientes cantidades:

a)      El impuesto sobre sucesiones pagado fuera de España sobre las propiedades y bienes situados en el extranjero.

b)      El tipo impositivo del Impuesto sobre Sucesiones que se aplique a las propiedades y bienes en el extranjero si fuesen tasados en España.

Lo que quiere decir que el contribuyente podrá deducir sólo la cantidad hipotética que habría de pagar en España, aunque el impuesto sobre sucesiones pagado fuera de España sea mayor. De modo que la deducción para evitar la doble imposición internacional se puede aplicar de forma parcial en algunos casos.

No dude en contactar con Arcos & Lamers Asociados, su firma líder de abogados en España, expertos en Impuestos sobre sucesiones en España.